El Voluntariado, motor de Villa Javier

Villa Javier cuenta con pocos empleados (5 a tiempo completo y 3 a tiempo parcial), aunque muy valiosos e implicados. Aun así, ninguno de nuestros tres proyectos, Comedor, Capacico y Semillero, podría funcionar si no fuera por la participación de más de 200 personas, la gran mayoría mujeres (75%), que ofrecen de forma desinteresada su tiempo y su buen hacer. Nunca les agradeceremos lo suficiente el enorme valor de su colaboración. En este tercer año, por suerte, han confluido varios hechos que ayudan a potenciar y visibilizar su papel en Villa Javier.

En la mañana del 17 de noviembre realizamos una Jornada del Voluntariado en la que participaron 50 personas, seguida de una comida informal. En ella se analizó la situación de la Fundación Tudela Comparte y del proyecto de Villa Javier, recordando los principios y valores con que surgió, su evolución en estos tres años y los retos para el futuro. En un posterior debate por grupos se profundizó en estas cuestiones, que quedaron enriquecidas por las aportaciones de los asistentes.

En esa Jornada se anunció la próxima puesta en marcha de una OFICINA DEL VOLUNTARIADO, dedicada a colaborar con el Coordinador (David Crespo) y la Administración (Raquel Pérez) para una mejor atención al voluntariado. Estará compuesta por un miembro del patronato, Juanjo Valencia, y tres voluntarias, Beatriz Baztán, Mara Sáez y Mayte Garrido. Sus funciones podrán incluir:

  • recibir e informar al voluntariado nuevo
  • ayudar a coordinar el funcionamiento de los distintos grupos y turnos de voluntarios, que deberán contar con una persona que haga de portavoz o enlace
  • atender y trasladar a la Dirección las propuestas, sugerencias o quejas que les lleguen sobre el funcionamiento del Comedor, Capacico o Semillero
  • interesarse por las personas voluntarias que dejen de realizar actividades

Se pondrá en marcha en la segunda quincena de enero, los martes y jueves de 17:30 h. a 19:30 h. Se podrá acudir personalmente a Villa Javier o bien contactar por teléfono o correo electrónico.

Esta importante labor de nuestro voluntariado ha sido reconocida públicamente con el PREMIO OLENTZERO 2018, entregado por la Asociación de amigos-as del Olentzero de Tudela en una bonita ceremonia realizada en Castel Ruiz el pasado 11 de diciembre. Nuestro máximo agradecimiento a esta asociación por haber resaltado el enorme valor de estas personas solidarias que, ofreciendo su tiempo y esfuerzo, consiguen que muchas otras personas vulnerables vean reconocida su dignidad y mejoradas sus condiciones de vida.

Dos nuevas voluntarias italianas en Villa Javier

Como venimos informando en esta web (ver pestaña EVS: European Volunteering Service), el curso pasado, de septiembre de 2017 a agosto de 2018 (12 meses), contamos por primera vez en Villa Javier con la presencia de dos jóvenes voluntarias en el marco del programa ERASMUS+ promovido por la Unión Europea, que incluye una ayuda económica para financiar los gastos de esas personas durante su estancia en el país receptor.

De nuevo este curso de 12 meses, entre septiembre de 2018 y agosto de 2019, contamos con otras dos jóvenes voluntarias, llegadas a Tudela desde Italia el pasado día 2. Se llaman Marta Cascio y Veronica Chiarenza, ambas italianas, respaldadas por la organización Legambiente Prato, con la que volvemos a firmar un contrato de colaboración.

Estamos encantados con la presencia y la participación de estas dos jóvenes entre nosotros, que seguro van a enriquecer nuestras actividades y, sobre todo, van a mejorar la ayuda social que tratamos de prestar a las familias usuarias de Villa Javier.

Contarán con el apoyo de Matilde Ruano como tutora de su estancia entre nosotros, de David Crespo como formador/orientador de sus actividades y de Manolo Campillo como responsable del proyecto y de los trámites formales.

Les deseamos una feliz estancia entre nosotros y que, además de colaborar y aprender, puedan disfrutar de nuestra cultura y satisfacer las aspiraciones que se plantearon al venir a Tudela.

Dos voluntarias europeas en Villa Javier

Como hemos venido informando en esta web (ver pestaña EVS), esta primavera presentamos el proyecto de Villa Javier al programa ERASMUS+ promovido por la Unión Europea y, tras ser aprobado este verano por la Agencia Española, hemos procedido a la firma del Convenio de subvención, que incluye una ayuda económica europea para financiar los gastos de las personas voluntarias durante su estancia en el país receptor.

El 5 de septiembre llegaron a Tudela las dos voluntarias que van a permanecer con nosotros durante 1 año (septiembre 2017 – agosto 2018), colaborando con los proyectos de Villa Javier, especialmente con las actividades de convivencia-ocio-cultura destinadas unas a los adultos y otras a los menores.

Estamos encantados con la presencia y la participación de estas dos jóvenes entre nosotros, que seguro van a enriquecer nuestras actividades y, sobre todo, van a mejorar la ayuda social que tratamos de prestar a las familias usuarias de Villa Javier. Las dos voluntarias son:

  • Elisabetta Rossi, italiana, respaldada por la organización Legambiente Prato.
  • Abeline Hildenbrand, alemana, respaldada por la organización Jugendwerk der AWO Württemberg.

Les deseamos una feliz estancia entre nosotros y que puedan cumplir los anhelos que se plantearon al solicitar venir a Tudela.

Villa Javier ha dado 11.500 comidas a 326 personas en 5 meses

COMEDOR

El comedor de Villa Javier comenzó a funcionar el 27 de junio y ha venido manteniendo su actividad todos los días sin excepción, dispensando tres comidas diarias a las personas que cumplen las condiciones de acogida, en situación de pobreza severa. Se ofrece comida caliente en la comida y la cena, y un kit de desayuno para llevar a casa. El servicio prestado en los primeros 5 meses ha sido:

Período Julio-Noviembre
Nº comidas servidas (comidas + cenas, presenciales + tupper) 11.529
Nº comensales diarios (media 5 meses: presenciales + tupper) 35,8
Nº personas atendidas (desde un solo día a varios meses) 326


FORMACIÓN Y ASESORAMIENTO

A finales de octubre se puso en marcha en Villa Javier otra línea de ayuda social. Asegurada la alimentación básica, se ofrece a los usuarios del comedor algunos servicios, atendidos por profesionales voluntarios, que les pueden ayudar en su recuperación personal, mejorando su autoestima, su situación legal y su formación. Porque el objetivo último de Villa Javier es, además de proporcionar comida, trabajar por la reinserción social de esas personas.

Los primeros servicios puestos en marcha y las personas participantes en estas seis semanas han sido:

 Servicios Nº sesiones Nº personas
Clases de castellano 63 13
Desarrollo personal 9 5
Asesoría jurídica 8 6
Apoyo psicológico 6 2
Peluquería 18 18

VOLUNTARIADO

Proporcionar todos estos servicios ha sido posible gracias a la generosa colaboración de una gran cantidad de personas voluntarias que han participado, unas menos y otras más, unas puntualmente y otras continuamente, en alguna de las diversas tareas de Villa Javier. La cantidad de personas que han realizado hasta ahora alguna tarea han sido:

Actividad Nº voluntarios
Administración/Informática 3 (con diferente frecuencia)
Acogida 6 (con diferente frecuencia)
Turnos de comedor (14)

129

29

(con bastante frecuencia y regularidad)

(sustitutos/volantes)

Necesidades puntuales 35 (avisados por whatsapp)
Limpieza 3 (puntualmente)
Formación y asesoramiento 7 (semanalmente)

El número de voluntarios es algo menor que la suma resultante de 212, ya que hay algunas personas que son voluntarias en varias de las actividades o servicios. A ese número hay que añadir otras 58 personas que se han inscrito también para colaborar en su momento. A todas ellas nuestro máximo agradecimiento, pues constituyen el motor de este proyecto.

 

EL CAPACICO

Durante 2017 pondremos en marcha la 2ª fase del proyecto de Villa Javier, que pretende proporcionar alimentos a familias con niños, para que puedan llevárselos y cocinarlos en casa. Este programa, denominado «El Capacico», dispondrá de un local donde los usuarios podrán coger semanalmente los alimentos básicos para su familia. Está concebido para atender a unas 50 familias, lo que supone dar alimento a cerca de 200 personas.

Pero del Capacico informaremos más adelante con más detalle.

El comedor Villa Javier ya está en marcha

El comedor Villa Javier en marchaDespués de nueve meses de preparación formal, el pasado lunes 27 de junio abrió sus puertas el comedor solidario Villa Javier, que a partir de ahora abrirá todos los días, los 365 del año.

Han sido meses de mucho trabajo dedicados a las diversas tareas necesarias para poder llegar a este punto: constitución de la Fundación Tudela Comparte, cesión del local, obras de rehabilitación y equipamiento, búsqueda de financiación, trámites administrativos, campañas de difusión, acogida de los posibles usuarios, captación de socios y voluntarios, etc.

Pero todo ha resultado mucho más fácil de lo previsto, ya que la sociedad tudelana ha respondido con mucha generosidad, así como las diversas administraciones y entidades económicas, apoyando unos y otros de múltiples formas este proyecto que la ciudadanía está haciendo suyo, en algunos casos previa solicitud, pero en muchos otros con ofrecimientos de iniciativa propia. En las cuentas de facebook de Villa Javier y de la Fundación Tudela Comparte venimos informando de muchas de esas colaboraciones.

El proceso de apertura del comedor comenzó con muchos preparativos de última hora realizados por muchas personas voluntarias, siguió con una reunión formal del Voluntariado (22 junio) y el acto de Inauguración oficial con donantes y autoridades (24 junio), para completarse con la puesta en marcha del servicio de comida (27 junio). A continuación puede verse un vídeo de la inauguración, realizado por La Voz de la Ribera, y una galería de fotos que recogen algunos momentos, personas y noticias de estos últimos días:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Durante el mes de julio publicaremos un informe sobre la situación económica, correspondiente a la primera mitad del año 2016, que recogerá sobre todo los ingresos y gastos relacionados con la obra y el equipamiento de las instalaciones, pero también las previsiones del coste del funcionamiento del comedor hasta finales de año.

A %d blogueros les gusta esto: