Voluntariado en tiempos de pandemia

A pesar de la pandemia, que dura ya un año y medio, los distintos programas de Villa Javier (Acogida, Comedor, Capacico, Semillero) han venido funcionando de forma ininterrumpida para seguir atendiendo a personas vulnerables, que aún necesitan más ayuda en esta situación.

Durante el primer semestre de este año, de enero a junio de 2021, esos servicios se han podido prestar gracias al trabajo de las 8 personas empleadas (5 a jornada completa y 3 a jornada parcial) y a la generosa ayuda de 66 personas voluntarias (el «motor» de Villa Javier) que colaboran, en distinto grado, en alguna de las siguientes tareas:

ACTIVIDAD Nº PERSONAS FRECUENCIA
Comedor (7 turnos)
41
con regularidad semanal
1
sustitutos/volantes
Capacico (3 turnos)
9
con regularidad semanal
Semillero (cursos y talleres)
28
con distinta periodicidad
Servicios (ludoteca, peluquería)
2
con distinta periodicidad
Limpieza 1 con regularidad semanal
Unidad de reparto Rúa 9 con regularidad semanal
TOTAL 66* 62% mujeres – 38% hombres

* Esta cifra es más reducida que la suma de las anteriores porque bastantes personas son voluntarias en varias actividades.

De esas 66 personas voluntarias, 6 son beneficiarias del Comedor o del Capacico que han querido colaborar también con Villa Javier ayudando en alguna de sus actividades.

Desde el 16 de marzo de 2020 el número de personas voluntarias ha sido menor que en años anteriores, debido a las restricciones de la pandemia. Eso sí, con todas las medidas de protección necesarias para minimizar el riesgo de contagio, no habiendo cerrado ningún servicio durante este tiempo.

Es una gran satisfacción para Villa Javier contar con el compromiso de esas personas que siguen estando al pie del cañón asumiendo riesgos para poder mantener las puertas abiertas y atender a quien más lo necesita. Este excelente equipo humano, coordinado por las 8 personas empleadas, sigue siendo el motor central de Villa Javier que no deja de funcionar, a pesar de las dificultades. Muchísimas gracias a cada una de ellas.

Dos nuevos voluntarios italianos en Villa Javier

Como informamos en esta web (ver pestaña ESC: European Solidarity Corps), desde hace cuatro años venimos contando en Villa Javier con la presencia de varios jóvenes voluntarios (entre 18 y 30 años) en el marco del programa Cuerpo Europeo de Solidaridad, jóvenes que se ofrecen a colaborar en algún proyecto de una entidad social de cualquier país europeo. Estos programas incluyen una ayuda económica para financiar los gastos de esas personas durante su estancia en el país receptor.

Durante este año 2021, entre mitad de enero a mitad de diciembre, contamos con la participación de dos jóvenes llegados a Tudela desde Italia. Se llaman Silvia Di Ienno y David Caselgrandi, respaldados por la organización Legambiente Prato, con la que mantenemos acuerdos anuales de colaboración. Su ayuda está centrada en colaborar con la tareas de aprendizaje y prácticas formativas relacionadas con las actividades de Cocina y de Cultivos ecológicos.

A ello hay que añadir que en septiembre de 2020 se incorporaron otras dos voluntarias italianas, Noemi Giannico y Cristina Maragno, que estarán hasta agosto de 2021. Su ayuda está centrada en las tareas necesarias para el funcionamiento del Comedor y el Capacico, así como de la Ludoteca, contando con las adaptaciones realizadas en función de las restricciones del Covid19.

Estamos encantados con la presencia y la participación de estas jóvenes entre nosotros, que enriquecen claramente nuestras actividades y, sobre todo, nos permiten prestar una ayuda social de calidad a las familias usuarias de Villa Javier.

El voluntariado europeo cuenta con el apoyo de Matilde Ruano como tutora de su estancia entre nosotros, de David Crespo y Amaya García como formadores/orientadores de sus actividades, y de Manolo Campillo como responsable del proyecto y de los trámites formales.

Les deseamos una feliz estancia entre nosotros y que, además de colaborar y aprender, puedan disfrutar de nuestra cultura y satisfacer las aspiraciones que se plantearon al venir a Tudela.

Dos nuevas jóvenes italianas en Villa Javier

Como venimos informando en esta web (ver pestaña ESC: European Solidarity Corps), en los tres últimos años hemos contado en Villa Javier durante 12 meses (de septiembre a agosto) con la presencia de dos jóvenes voluntarias en el marco de los programas europeos, formando parte del Cuerpo Europeo de Solidaridad. Estos programas incluyen una ayuda económica para financiar los gastos de esas personas durante su estancia en el país receptor.

De nuevo este curso de 12 meses, entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, contaremos con otras dos jóvenes voluntarias, llegadas a Tudela desde Italia a finales de agosto. Se llaman Noemi Giannico y Cristina Maragno, respaldadas por la organización Legambiente Prato, con la que volvemos a firmar un contrato de colaboración. Su ayuda está centrada en las tareas necesarias para el funcionamiento del Comedor y el Capacico, así como de la Ludoteca (cuando sea necesario en función de las restricciones del Covid).

A ello hay que sumar que en febrero de 2020 se incorporaron otras dos voluntarias italianas, Sara Lorenzi y Flaminia Benincampi, para colaborar en el proyecto del Obrador y de los Huertos que estamos poniendo en marcha. Ellas estarán en Villa Javier hasta noviembre (10 meses).

Estamos encantados con la presencia y la participación de estas jóvenes entre nosotros, que enriquecen claramente nuestras actividades y, sobre todo, nos permiten prestar una ayuda social de calidad a las familias usuarias de Villa Javier.

Las nuevas voluntarias contarán con el apoyo de Matilde Ruano como tutora de su estancia entre nosotros, de David Crespo como formador/orientador de sus actividades y de Manolo Campillo como responsable del proyecto y de los trámites formales.

Les deseamos una feliz estancia entre nosotros y que, además de colaborar y aprender, puedan disfrutar de nuestra cultura y satisfacer las aspiraciones que se plantearon al venir a Tudela.

Refuerzo y formación del Voluntariado

Como venimos informando en esta web (ver pestaña ESCEuropean Solidarity Corps), seguimos contado en Villa Javier cada año y durante 12 meses (de septiembre a agosto) con la presencia de dos jóvenes voluntarias europeas, en el marco del programa Cuerpo Europeo de Solidaridad, que incluye una ayuda económica para financiar los gastos de esas personas durante su estancia en el país receptor.

Desde septiembre de 2019 y hasta agosto de 2020 contamos con dos jóvenes italianos. Se llaman Elisa Mascali y Valerio Fornaro, respaldados por la organización Legambiente Prato, con la que seguimos firmando cada año un contrato de colaboración. Pero la novedad ahora es que en febrero de 2020 se han incorporado otras dos voluntarias italianas, Sara Lorenzi y Flaminia Benincampi, que estarán en Villa Javier hasta noviembre (10 meses) participando en el nuevo proyecto del Obrador.

Estamos encantados con la presencia y participación de estas jóvenes entre nosotros, pues enriquecen claramente nuestras actividades. Sara y Flaminia contarán con el apoyo de Matilde Ruano como tutora de su estancia entre nosotros, de Amaya García como formadora/orientadora de sus actividades en el Obrador, y de Manolo Campillo como responsable del proyecto y de los trámites formales. Les deseamos una feliz estancia entre nosotros y que, además de colaborar y aprender, puedan disfrutar de nuestra cultura y satisfacer las aspiraciones que se plantearon al venir a Tudela.

Además de este refuerzo joven y europeo, este año 2020 se han programado varias actividades de formación para el conjunto del Voluntariado de Villa Javier.

La primera jornada tuvo lugar el 16 de febrero, con una importante asistencia de 60 personas. Estuvo dedicada a informar y valorar todos los proyectos de Villa Javier, los actuales y los futuros, así como la situación económica y la necesidad de aumentar el número de socios. Contamos con la participación en la mesa de los propios trabajadores responsables de cada programa, que pudieron informar con detalle de su trabajo y contestar las preguntas o dudas que se formularon.

En los próximos meses están previstas dos actividades formativas más, de las que se informará debidamente a todo el voluntariado. Villa Javier necesita y se sustenta en la colaboración de muchas personas voluntarias, a las que nunca agradeceremos suficientemente la importancia de su apoyo. Por eso es preciso que puedan contar con una buena atención de Villa Javier, tanto a nivel personal, como se hace desde la Oficina del Voluntariado, como con estas Jornadas de información y formación que estamos llevando a cabo.

El Voluntariado, motor de Villa Javier

Villa Javier cuenta con pocos empleados (5 a tiempo completo y 3 a tiempo parcial), aunque muy valiosos e implicados. Aun así, ninguno de nuestros tres proyectos, Comedor, Capacico y Semillero, podría funcionar si no fuera por la participación de más de 200 personas, la gran mayoría mujeres (75%), que ofrecen de forma desinteresada su tiempo y su buen hacer. Nunca les agradeceremos lo suficiente el enorme valor de su colaboración. En este tercer año, por suerte, han confluido varios hechos que ayudan a potenciar y visibilizar su papel en Villa Javier.

En la mañana del 17 de noviembre realizamos una Jornada del Voluntariado en la que participaron 50 personas, seguida de una comida informal. En ella se analizó la situación de la Fundación Tudela Comparte y del proyecto de Villa Javier, recordando los principios y valores con que surgió, su evolución en estos tres años y los retos para el futuro. En un posterior debate por grupos se profundizó en estas cuestiones, que quedaron enriquecidas por las aportaciones de los asistentes.

En esa Jornada se anunció la próxima puesta en marcha de una OFICINA DEL VOLUNTARIADO, dedicada a colaborar con el Coordinador (David Crespo) y la Administración (Raquel Pérez) para una mejor atención al voluntariado. Estará compuesta por un miembro del patronato, Juanjo Valencia, y tres voluntarias, Beatriz Baztán, Mara Sáez y Mayte Garrido. Sus funciones podrán incluir:

  • recibir e informar al voluntariado nuevo
  • ayudar a coordinar el funcionamiento de los distintos grupos y turnos de voluntarios, que deberán contar con una persona que haga de portavoz o enlace
  • atender y trasladar a la Dirección las propuestas, sugerencias o quejas que les lleguen sobre el funcionamiento del Comedor, Capacico o Semillero
  • interesarse por las personas voluntarias que dejen de realizar actividades

Se pondrá en marcha en la segunda quincena de enero, los martes y jueves de 17:30 h. a 19:30 h. Se podrá acudir personalmente a Villa Javier o bien contactar por teléfono o correo electrónico.

Esta importante labor de nuestro voluntariado ha sido reconocida públicamente con el PREMIO OLENTZERO 2018, entregado por la Asociación de amigos-as del Olentzero de Tudela en una bonita ceremonia realizada en Castel Ruiz el pasado 11 de diciembre. Nuestro máximo agradecimiento a esta asociación por haber resaltado el enorme valor de estas personas solidarias que, ofreciendo su tiempo y esfuerzo, consiguen que muchas otras personas vulnerables vean reconocida su dignidad y mejoradas sus condiciones de vida.

A %d blogueros les gusta esto: