SOS Villa Javier COVID-19

Villa Javier surgió en 2016 para proporcionar alimentos al sector más vulnerable de la sociedad. Y lo ha venido haciendo estos 4 años gracias al apoyo generoso de muchas personas, empresas y entidades. Pero cada año que pasa resulta más difícil llegar a cubrir los gastos anuales, generados por los diversos servicios que se necesitan para atender bien a las personas que nos piden ayuda. En el apartado «Cuentas» de esta web se pueden consultar los balances económicos anuales.

En este contexto, la nueva situación generada por la crisis del coronavirus está produciendo un grave déficit presupuestario a la Fundación Tudela Comparte, pues aumentan varias partidas de gastos y disminuyen otras de ingresos:

  • Crece el número de personas que nos piden ayuda alimentaria; ahora atendemos en el Comedor a 10-12 personas más de las habituales cada día, a las que damos comida, cena y desayuno para llevar y tomar en casa.
  • Ahora necesitamos comprar envases para llevar la comida (bolsas, táper, cubiertos), gasto que no era necesario cuando se trataba de comida presencial.
  • Necesitamos adquirir material de protección individual para las personas que atienden a los usuarios del Comedor y del Capacico, a pesar de recibir algunas donaciones.
  • La Fundación Ilundáin cocinaba con alimentos que les entregábamos de nuestras donaciones y ella nos proporcionaba la comida y cena de los días laborables, aprovechando la actividad formativa de la Escuela-taller de Hostelería en la cocina del colegio de Jesuitas (enfrente nuestra). Ahora tenemos que pagársela a un catering.
  • Los Servicios Sociales de Base nos derivaban al Comedor a 7-8 personas, con el correspondiente pago de los costes alimentarios, y ahora han dejado de hacerlo. Ya no contamos con ese ingreso.
  • Una parte importante de nuestros ingresos, cerca del 20% de nuestro presupuesto anual, proviene de campañas y eventos (fiestas, conciertos, festivales, pinchopotes, etc). Y, claro está, este año no podemos contar con ese ingreso.

El déficit que se está generando será mayor o menor en función del número de meses que se prolongue esta situación, pero seguro que durará bastantes meses, sobre todo para el tipo de personas que atendemos, pertenecientes a sectores de alto riesgo: en su mayoría personas mayores, con problemas de salud, en viviendas precarias, etc. Estimamos un déficit superior a 6.000 euros mensuales y no es previsible que vayamos a recuperar la normalidad hasta el próximo año por las características de un comedor, muy similares a las de un establecimiento de hostelería.

Por el momento no tenemos ayudas económicas extraordinarias de las instituciones públicas, destinadas a paliar los efectos del COVID-19, salvo el compromiso verbal del Gobierno de Navarra, de que están estudiando cómo ayudar a las entidades del tercer sector. Contamos sólo con las subvenciones habituales de todos los años que ya estaban incluidas en los presupuestos de 2020 anteriores a la crisis.

Y sin embargo la Ribera, la zona con los índices de paro más altos de Navarra, es previsible que sufra durante estos próximos años una nueva y severa crisis generada por los efectos económicos del Covid-19.  En ese caso, Villa Javier será todavía más necesario que antes, porque volverá a crecer el número de personas y familias que necesiten ayuda de alimentación, formación, asesoramiento, etc.

Por eso lanzamos este: SOS Villa Javier. Porque necesitamos ayuda de la ciudadanía para poder seguir ayudando a las capas más vulnerables de nuestra sociedad, y sin esa ayuda corremos el riesgo de no superar esta crisis.

¡Ayuda para Ayudar! Si quieres hacerlo:

  • Dirígete a la pestaña «Colabora» de esta web, y podrás desde ahí hacerte socio/a, o copiar el número de la cuenta bancaria para hacer un donativo.
  • También puedes contactar con David (697968072) o con Matilde (matilde@villajavier.org).

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

A %d blogueros les gusta esto: