El Capacico de Villa Javier, ejemplo nacional de «buena práctica»

Desde el equipo técnico del Consorcio EDER nos han informado de que la Red Española de Desarrollo Rural (REDR) ha seleccionado para su repositorio de Buenas Prácticas “LEADER” de España tres de los proyectos financiados en la 1ª Convocatoria de Ayudas gestionadas por el Consorcio EDER para la Estrategia de Desarrollo Local Participativo.

Uno de esos tres proyectos seleccionados a nivel nacional como ejemplo de una buena práctica, de entre los realizados en la Ribera, es EL CAPACICO, nuestro Autoservicio para familias en situaciones de vulnerabilidad. Los datos básicos del proyecto pueden consultarse en http://www.redr.es/es/cargarAplicacionProyecto.do?identificador=2986

Es una satisfacción para Villa Javier que un organismo público nacional, dedicado al desarrollo del mundo rural, haya reconocido y escogido El Capacico de Villa Javier como un ejemplo a destacar. Desde aquí agradecemos al Consorcio Eder la gran labor de impulso que viene haciendo al desarrollo de la Ribera, una de cuyas muestras es la promoción de este tipo de proyectos locales que sin su intervención hubiera sido más difícil poner en marcha.

 

736 personas han recibido alimentos en 2019

COMEDOR

Entre enero y diciembre de 2019 han pasado por el Comedor de Villa Javier 214 personas, con un tipo de estancia muy variado, habiéndose servido en total 15.050 comidas, según se muestra en el siguiente cuadro:

PERÍODO ENERO-DICIEMBRE 2019
Nº comidas servidas (comidas + cenas, presenciales + táper) 15.050
Nº comensales diarios (media del período: presenciales + táper) 20,7
Nº personas atendidas (de paso, un solo día – táper) 116 214
Nº personas atendidas (varias semanas/meses – presenciales + táper) 104

Entre las personas usuarias del Comedor, todas adultas, el 84% fueron hombres y 16% mujeres, pertenecientes a 16 nacionalidades.

 

CAPACICO

Cada mes se vienen atendiendo en el Capacico de Villa Javier de 50 a 60 familias (de 200 a 240 personas) a las que se cita un día a la semana para que acudan con su carrito. Pero no siempre son las mismas familias, pues se van produciendo altas y bajas según varía su situación y necesidad. Por eso, el número de familias atendidas en este autoservicio a lo largo del año 2019 ascendió a 136 y el de personas a 522.

FAMILIAS PERSONAS MENORES* UNIDADES DE PRODUCTOS KILOS DE PRODUCTOS
136 522 281 136.698 73.917

* Número de menores (0-17 años) incluidos en el número de personas

Uno de los objetivos fundamentales del Capacico es combatir la pobreza alimentaria de los menores, que constituyen el 54% de las personas atendidas, proporcionándoles una alimentación sana y equilibrada.

Entre adultos y menores, el 54% fueron mujeres y el 46% hombres, pertenecientes a 19 nacionalidades distintas. De las 136 familias, 29 fueron monomarentales y 1 monoparental.

Si a las 214 personas atendidas en el Comedor les sumamos las 522 del Capacico, Villa Javier ha compartido alimentos con 736 personas durante el año 2019.

478 personas han recibido alimentos en el primer semestre

Según se muestra en el siguiente cuadro, entre enero y junio de 2019 han pasado por el Comedor de Villa Javier 128 personas. Esas personas usuarias son todas adultas, de las que el 81% fueron hombres y el 19% mujeres, pertenecientes a 14 nacionalidades. A esas personas se les ofrece también asistir a cursos y talleres de formación, además de orientación para el empleo. Y algunas de ellas participan como voluntarias en el autoservicio del Capacico.

PERÍODO ENERO-DICIEMBRE 2018
Nº comidas servidas (comidas + cenas, presenciales + táper) 7.450
Nº comensales diarios (media del período: presenciales + táper) 20,5
Nº personas atendidas (de paso, un solo día – táper) 60 128
Nº personas atendidas (varias semanas/meses – presenciales + táper) 68

 

Cada mes se vienen atendiendo en el Capacico de Villa Javier alrededor de 50 familias (que suponen unas 200 personas) a las que se cita un día a la semana. Su selección está coordinada con el Banco de Alimentos y los Servicios Sociales. Pero no siempre son las mismas familias, pues se van produciendo altas y bajas según varía su situación y necesidad. Por eso, el número de familias atendidas en este autoservicio en el primer semestre de 2019 ascendió a 88 y el de personas a 350.

FAMILIAS PERSONAS MENORES* UNIDADES KILOS
88 350 192 74.405 38.250

* Número de menores (0-17 años) incluidos en el número de personas

Uno de los objetivos fundamentales del Capacico es combatir la pobreza alimentaria de los menores, que constituyen el 55% de las personas atendidas, proporcionándoles una alimentación sana y equilibrada.

Entre adultos y menores, el 50% fueron hombres y el 50% mujeres, pertenecientes a 16 nacionalidades distintas. Una tercera parte de las familias son monoparentales.

Si a las 128 personas atendidas en el Comedor les sumamos las 350 del Capacico, Villa Javier ha compartido alimentos con 478 personas durante el primer semestre de 2019.

672 personas han recibido alimentos en 2018

Entre enero y diciembre de 2018 han pasado por el Comedor de Villa Javier 250 personas, según se muestra en el siguiente cuadro:

PERÍODO ENERO-DICIEMBRE 2018
Nº comidas servidas (comidas + cenas, presenciales + táper) 15.369
Nº comensales diarios (media del período: presenciales + táper) 21,1
Nº personas atendidas (de paso, un solo día – táper) 113 250
Nº personas atendidas (varias semanas/meses – presenciales + táper) 137

Entre las personas usuarias del Comedor, todas adultas, 75% fueron hombres y 25% mujeres, pertenecientes a 25 nacionalidades.

 

Cada mes se vienen atendiendo en el Capacico de Villa Javier alrededor de 50 familias (que suponen unas 200 personas) a las que se cita un día a la semana. Pero no siempre son las mismas familias, pues se van produciendo altas y bajas según varía su situación y necesidad. Por eso, el número de familias atendidas en este autoservicio a lo largo del año 2018 ascendió a 108 y el de personas a 422.

 

FAMILIAS PERSONAS MENORES* UNIDADES KILOS
108 422 221 119.248 58.739

* Número de menores (0-17 años) incluidos en el número de personas

Uno de los objetivos fundamentales del Capacico es combatir la pobreza alimentaria de los menores, que constituyen el 52% de las personas atendidas, proporcionándoles una alimentación sana y equilibrada.

Entre adultos y menores, el 50% fueron hombres y el 50% mujeres, pertenecientes a 18 nacionalidades distintas. De las 108 familias, 35 son monoparentales: 33 con sólo madre y 2 con sólo padre.

Si a las 250 personas atendidas en el Comedor les sumamos las 422 del Capacico, Villa Javier ha compartido alimentos con 672 personas durante el año 2018.

Empresas con responsabilidad social colaboran con Villa Javier

La misión de Villa Javier es ayudar a mejorar la vida de las personas en situación de pobreza o exclusión (adultos y niños), acompañándoles desde la alimentación básica a la inclusión social, para que avancen desde la marginación a la integración, desde el asistencialismo de emergencia a los derechos sociales de ciudadanía.

Entendemos esa misión como un proyecto colectivo de compromiso social, en el que participan muchos agentes y sectores: patronato, socios, trabajadores, voluntarios, empresas, instituciones, particulares… Todos ellos pueden agruparse en tres ámbitos de colaboración, según se aporte dinero (financiación), tiempo (voluntariado) o productos (empresas y particulares). Unas colaboraciones son individuales y otras colectivas. En este segundo caso contamos con aportaciones de unas 50 empresas, comercios y entidades, cuya relación puede consultarse en esta misma web. A todas ellas nuestro máximo agradecimiento, pues son cruciales artífices de la viabilidad de Villa Javier.

Está claro que en nuestro sistema productivo y comercial hay excedente de alimentos, muchas veces desperdiciados, y que gracias a este sistema de aprovechamiento, mediante donación, nuestro autoservicio proporciona cada semana alimentos a 50 familias (unas 200 personas, de entre ellas 110-120 menores de edad), haciéndolo con un formato digno y muy cuidado: selección justificada de beneficiarios, alimentación suficiente para la semana, dieta básica pero saludable, elección de los productos con el límite de puntos asignados, asesoramiento y seguimiento personal, etc.

En este ámbito del sector agroalimentario, algunas empresas productoras se han comprometido con el proyecto de Villa Javier de manera estable y por escrito, mediante un CONVENIO, en el que cada una ha concretado las aportaciones que hará, como pueden ser:

  • Donación periódica de sus productos
  • Facilidad para visitas, prácticas y algún empleo en su empresa para nuestros usuarios
  • Fomento del voluntariado entre sus trabajadores
  • Alguna aportación económica
  • etc.

En esa Jornada, las 5 empresas que en esa fecha ya habían firmado un Convenio de ese tipo participaron en una mesa redonda y a ellas, por este compromiso especial, La Fundación Tudela Comparte les entregó un Sello de Reconocimiento con el lema «Alimentado Villa Javier». Seguro que este reconocimiento podrá ir ampliándose en los próximos años a otras empresas o entidades con las que vayamos formalizando acuerdos de colaboración.

Somos conscientes de que el proyecto de Villa Javier tiene sentido y será efectivo en tanto sea compartido y apoyado por más agentes, tanto del tejido económico de la zona como de las entidades sociales e institucionales. Porque sólo es posible conseguir la inclusión social con la participación activa del conjunto de la sociedad.

A %d blogueros les gusta esto: