2ª edición del libro “Las recetas de Lita”

Ángela Arregui, familiarmente Lita, voluntaria de Villa Javier, editó hace tres años un libro “Las recetas de Lita” para destinarlo exclusivamente al pequeño círculo de sus familiares y amigos. Ahora nos ha cedido sus derechos a la Fundación Tudela Comparte para que podamos publicarlo y que, con su venta, obtengamos algunos ingresos que ayuden a financiar nuestros proyectos. Nuestro máximo agradecimiento a Lita por su generosidad.

El viernes 19 de octubre pusimos a la venta una 1ª edición de 200 ejemplares, a 15 € la unidad. Con la ayuda de las librerías de Tudela, que vendieron el libro sin cobrar comisión, de los medios de comunicación y de la feria de comerciantes, en donde la autora estuvo firmando dedicatorias toda la mañana, el libro se agotó el primer fin de semana. Pero ya está en las librerías la 2ª edición, con otros 200 ejemplares, de los que se han vendido ya casi la mitad.

Está claro que resulta un libro muy atractivo por su contenido y muy apropiado para regalar porque, gracias a su acertado enfoque didáctico y a que cada receta lleva su foto, sirve de gran ayuda a las personas que quieren empezar a cocinar o a quienes necesitan decidir qué hacer, eligiendo entre 151 recetas tradicionales, muy comunes en Tudela y la Ribera. Con su compra, además, se colabora con el proyecto social de Villa Javier, cuya viabilidad depende siempre del apoyo ciudadano.

Empresas con responsabilidad social colaboran con Villa Javier

La misión de Villa Javier es ayudar a mejorar la vida de las personas en situación de pobreza o exclusión (adultos y niños), acompañándoles desde la alimentación básica a la inclusión social, para que avancen desde la marginación a la integración, desde el asistencialismo de emergencia a los derechos sociales de ciudadanía.

Entendemos esa misión como un proyecto colectivo de compromiso social, en el que participan muchos agentes y sectores: patronato, socios, trabajadores, voluntarios, empresas, instituciones, particulares… Todos ellos pueden agruparse en tres ámbitos de colaboración, según se aporte dinero (financiación), tiempo (voluntariado) o productos (empresas y particulares). Unas colaboraciones son individuales y otras colectivas. En este segundo caso contamos con aportaciones de unas 50 empresas, comercios y entidades, cuya relación puede consultarse en esta misma web. A todas ellas nuestro máximo agradecimiento, pues son cruciales artífices de la viabilidad de Villa Javier.

Está claro que en nuestro sistema productivo y comercial hay excedente de alimentos, muchas veces desperdiciados, y que gracias a este sistema de aprovechamiento, mediante donación, nuestro autoservicio proporciona cada semana alimentos a 50 familias (unas 200 personas, de entre ellas 110-120 menores de edad), haciéndolo con un formato digno y muy cuidado: selección justificada de beneficiarios, alimentación suficiente para la semana, dieta básica pero saludable, elección de los productos con el límite de puntos asignados, asesoramiento y seguimiento personal, etc.

En este ámbito del sector agroalimentario, algunas empresas productoras se han comprometido con el proyecto de Villa Javier de manera estable y por escrito, mediante un CONVENIO, en el que cada una ha concretado las aportaciones que hará, como pueden ser:

  • Donación periódica de sus productos
  • Facilidad para visitas, prácticas y algún empleo en su empresa para nuestros usuarios
  • Fomento del voluntariado entre sus trabajadores
  • Alguna aportación económica
  • etc.

En esa Jornada, las 5 empresas que en esa fecha ya habían firmado un Convenio de ese tipo participaron en una mesa redonda y a ellas, por este compromiso especial, La Fundación Tudela Comparte les entregó un Sello de Reconocimiento con el lema “Alimentado Villa Javier”. Seguro que este reconocimiento podrá ir ampliándose en los próximos años a otras empresas o entidades con las que vayamos formalizando acuerdos de colaboración.

Somos conscientes de que el proyecto de Villa Javier tiene sentido y será efectivo en tanto sea compartido y apoyado por más agentes, tanto del tejido económico de la zona como de las entidades sociales e institucionales. Porque sólo es posible conseguir la inclusión social con la participación activa del conjunto de la sociedad.

Una estupenda cena solidaria del Remigio

Cena RemigioOrganizada por el restaurante Remigio, tuvo lugar anoche la cena solidaria con el proyecto Villa Javier. Fue un éxito de participación, con 117 comensales (cocineros y camareros aparte), gracias a que se pusieron las mesas corridas para que cupiera más gente. A pesar de eso, nos dio pena que muchas personas se quedaran sin entrada por falta de sitio.

IMG_6679Al margen de la gran afluencia y de lo buenísima que estuvo la cena, lo más importante fue el buen ambiente de amistad y solidaridad con que lo celebramos. Al comienzo del acto dijeron unas palabras Mariano Gracia y Manolo Campillo, presidente y vicepresidente de la Fundación Tudela Comparte, que resaltaron sobre todo su agradecimiento a todos los que lo habían hecho posible, Cocineros y camarerosespecialmente a Luis Salcedo y familia (que ya habían donado con anterioridad 2.550 € del premio recibido del Basque Culinary Center) por su generosa iniciativa con esa cena, pero también a todos los asistentes, a los colaboradores voluntarios (servicio de cocina y de mesas) y a los patrocinadores que aportaron los productos.

Esta muestra de apoyo al proyecto Villa Javier se suma a todas las anteriores y, con otras que seguro irán llegando, va a hacer posible que el comedor comience a funcionar en junioPatrocinadores cena Remigio, como teníamos previsto. Cerca ya del final de las obras, a partir de ahora pondremos en marcha una doble campaña para conseguir apoyos estables que aseguren el funcionamiento ordinario del comedor: necesitamos al menos llegar a ser 500 socios (con la cuota que cada uno decida) y 80 voluntarios (para atender el comedor todos los días del año). De todo ello seguiremos informando.

A %d blogueros les gusta esto: