35 familias (140 personas) atendidas en El Capacico

El 27 de junio de 2016 comenzó a funcionar VILLA JAVIER con la apertura de un comedor solidario en el que atender a personas adultas, que en su mayoría viven solas o sin hogar. Ese servicio de alimentación se complementó el 10 de noviembre de 2017 cuando comenzó a funcionar El Capacico de Villa Javier, un autoservicio solidario en el que se proporciona alimentos envasados y frescos, para llevar y cocinar en casa, a familias con menores en riesgo de exclusión.

Todos los alimentos que se ofrecen en El Capacico se obtienen de donaciones aportadas por distintas entidades, empresas y particulares que generosamente contribuyen con sus productos a sostener este autoservicio, tan necesario para paliar la pobreza severa, especialmente la infantil.

Estamos coordinados con los Servicios Sociales municipales y con el Banco de Alimentos para valorar el grado de necesidad de las familias solicitantes, a partir de la cual se toma la decisión de darles de alta o de baja en El Capacico. Se trata con ello tanto de evitar duplicidades como que nadie desfavorecido quede sin atender.

A cada familia se le asigna un día y hora a la semana (los lunes, miércoles o viernes por la mañana) para que acudan a coger los alimentos que necesiten, dentro del límite de puntos que le corresponden. Las familias son atendidas por 8 personas (2 empleadas y 6 voluntarias) que, además de controlar las familias que acuden y los productos que se llevan, les acompañan para conocerles mejor y asesorarles, informándoles también de los demás servicios que se ofrecen en Villa Javier.

Las dimensiones de El Capacico están previstas para llegar a atender de forma progresiva a 50 familias. Las primeras semanas se comenzó atendiendo a 18 familias, pero en enero de 2018 ya han subido a 30 familias, compuestas por 123 personas, de las cuales 67 son menores de 16 años. Y para febrero está previsto que suban a 35 familias y alrededor de 140 personas, la mayoría menores de edad.

Las personas usuarias avanzan en su proceso de inclusión

El objetivo último de Villa Javier es trabajar por la inclusión social de las personas que atendemos. No queremos darles de comer únicamente, sino ayudarles a que puedan acceder a una vida normalizada, lo que supone pasar de la dependencia a la autonomía.

Por eso, nos parece importante informar, no sólo de los servicios que les damos con la colaboración de los voluntarios (alimentación, acompañamiento, formación), sino también de los avances producidos en la situación de esas personas.

De forma directa en unos casos e indirecta en otros, Villa Javier ha contribuido, junto a diversas entidades de Tudela con las que trabajamos de forma coordinada, a que bastantes de nuestros usuarios hayan ido mejorando sus condiciones personales y sociales.

Desde que se abrió Villa Javier, el 27 de junio de 2016, hasta el 30 de septiembre de 2017, los indicadores de esos pequeños/grandes logros en el proceso de inclusión han sido:

INDICADOR

Nº PERSONAS

Ha obtenido el empadronamiento en Tudela

14

Ha ido mejorando su salud con una vida más regulada

13

Ha ido mejorando su autoestima y autocontrol emocional

6

Ha escolarizado a sus hijos o menores a su cargo

2

Ha obtenido la renta garantizada

28

Ha obtenido una renta activa de inserción

5

Ha obtenido una pensión no contributiva

1

Ha accedido a una vivienda con ayuda externa

26

Ha accedido a una vivienda con recursos propios

3

Ha subido un grado su nivel de castellano

8

Ha realizado un curso de formación para el empleo

6

Ha recibido asesoramiento de orientación sociolaboral

8

Va consiguiendo acceder a algunos empleos precarios

21

Va consiguiendo trabajar con cierta regularidad

2

 

241 personas atendidas en Villa Javier en 2017 (enero-septiembre)

COMEDOR (enero-septiembre 2017)

En los primeros 9 meses de este año, el comedor ha prestado los siguientes servicios:

Período enero-septiembre 2017
Nº comidas servidas (comidas + cenas, presenciales + tupper) 17.618
Nº comensales diarios (media 5 meses: presenciales + tupper) 32,3
Nº personas atendidas (de paso, un solo día) 90
Nº personas atendidas (varias semanas o meses – presenciales + tupper) 151

 

FORMACIÓN Y ASESORAMIENTO (enero-junio 2017)

Asegurada la alimentación básica, ofrecemos a los usuarios del comedor algunos servicios, atendidos por profesionales voluntarios, que tratan de ayudarles en su recuperación personal, mejorando su situación legal, su autoestima y su formación.

Las personas que ha hecho uso de estos servicios en estos seis meses han sido:

 Servicios Nº personas
Clases de castellano 27
Asesoramiento jurídico 14
Apoyo psicológico 5
Desarrollo personal 6
Orientación sociolaboral 8
Ludoteca 5
Peluquería 17

Puesto que algunas de esas personas son usuarias de varios servicios, el número total es algo menor de las 82 personas que suman las cifras anteriores.

 

VOLUNTARIADO (enero-junio 2017)

Proporcionar estos servicios ha sido posible gracias al trabajo de las tres personas empleadas en Villa Javier y a la generosa ayuda de una gran cantidad de personas voluntarias que han colaborado, unas menos y otras más, unas puntualmente y otras continuamente, en alguna de las diversas tareas de Villa Javier.

El número de personas que ha realizado alguna tarea en esos seis meses ha sido:

Actividad Nº voluntarios
Acogida 7 con distinta periodicidad
Informática 1 ayuda bajo demanda
Turnos de comedor (14)

138

42

con bastante frecuencia y regularidad

sustitutos/volantes

Limpieza 2 semanalmente
Formación y asesoramiento 23 con distinta periodicidad
Necesidades puntuales 30 avisados por whatsapp
Unidad de reparto BAN 6 con variada periodicidad

Puesto que algunas personas son voluntarias en varias actividades, el número total es algo menor de las 249 personas que suman las actividades anteriores. Aunque hay también otras 45 personas que se han ofrecido para colaborar. A todas ellas nuestro máximo agradecimiento, pues constituyen el motor de este proyecto.

 

Terminada la obra del Capacico

El programa de alimentación de Villa Javier se ha estructurado en dos proyectos complementarios. En 2016 pusimos en marcha el Comedor, que ya funciona desde junio de ese año, y en 2017, a partir de octubre, entrará en servicio el Capacico. El primero sirve comida cocinada a usuarios adultos, el segundo proporcionará alimentos frescos y envasados a familias con niños para que los cocinen en casa.

En ambos casos hemos tenido que rehabilitar y equipar los dos edificios, uno junto al otro, que los Jesuitas nos cedieron sucesivamente. Y para financiar esas inversiones hemos recurrido y contado con múltiples ayudas y donaciones de particulares, empresas, entidades financieras e instituciones.

En este momento ya está terminada y pagada la obra civil del Capacico, que ha sido ejecutada por la empresa bonelálvareshnos. La inversión, cuyo coste total -algo más de 60.000 €- ha sido mayor del previsto por las mejoras introducidas, hemos podido financiarla gracias a las aportaciones de los socios, las donaciones recibidas, la ayuda de la Caixa (10.000 €) y sobre todo el apoyo del programa LEADER (20.000 €), a cuya convocatoria de ayudas nos presentamos en diciembre de 2016.

El programa LEADER, gestionado en la Ribera por el Consorcio EDER, se nutre de fondos aportados por el Gobierno de Navarra (1/3) y por la Unión Europea, a través del FEDER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural) – 2/3). De modo que los 20.000 € concedidos a Villa Javier para su proyecto del Capacico, 6.666 € los aporta Navarra y 13.333 € Europa. Todo nuestro agradecimiento a los particulares, empresas e instituciones que están haciendo posible el proyecto de Villa Javier.

Terminadas las obras, realizadas entre mayo y agosto, toca ahora amueblar y equipar el Capacico (estanterías, cámaras frigoríficas, carretillas, equipo informático, furgoneta) para que pueda funcionar como autoservicio de alimentación. Ya estamos trabajando en ello, con el objetivo de que pueda abrir sus puertas a finales de octubre, a ser posible.

Sin embargo, aún no hemos conseguido todos los fondos necesarios para financiar ese equipamiento. Por eso seguimos solicitando ayudas y donaciones -en especie y en metálico- para terminar de costear la inversión total del Capacico, con el que completaremos el gran proyecto colectivo de Villa Javier.

A %d blogueros les gusta esto: