Visto Bueno de la Auditoría a las Cuentas de 2018

Uno de los compromisos fundamentales de la Fundación Tudela Comparte es ofrecer la máxima claridad y transparencia de su funcionamiento, especialmente en la gestión económica, dado que casi todos nuestros recursos son subvenciones de diversas entidades y donaciones de particulares. Gestionamos dinero ajeno y tenemos que rendir cuentas, a nuestros socios y colaboradores, pero también a todos los voluntarios y a la opinión pública, de los resultados de nuestra actividad.

Por esa razón, en esta misma página web se encuentra la pestaña Contrataciones, donde se informa de los concursos públicos realizados para las contrataciones de mayor envergadura, y en la pestaña Cuentas se encuentra publicado el balance presupuestario del año 2018, cuyas cuentas oficiales y definitivas aprobó el Patronato en su reunión del pasado 21 de junio.

Para confirmar su legalidad y calidad, aunque no es algo obligatorio, decidimos que nuestras cuentas debían ser auditadas por un agente solvente y externo. Ya auditamos en su día las cuentas de 2016 y de 2017. De nuevo esta vez, el informe emitido por AUDITABE Auditores & Consultores, S.L. confirma que «las cuentas anuales expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la FUNDACIÓN TUDELA COMPARTE a 31 de diciembre de 2018, así como de sus resultados correspondientes al ejercicio terminado en dicha fecha».

Quien tenga interés y tiempo, puede leer aquí las 29 páginas del Informe de Auditoría y Cuentas 2018, aunque la conclusión se encuentra en las tres primeras páginas.

253 personas atendidas en Acogida y Acompañamiento

El servicio de Acogida y Acompañamiento es el eje transversal sobre el que pivota la atención y promoción de las personas usuarias de Villa Javier. Pues los recursos de alimentación (Comedor y Capacico) se ofrecen a personas a las que, previamente y en paralelo, se les atiende en el servicio de Acogida para informarles, conocerlas bien, diagnosticar su situación, decidir el servicio que se les asigna o recomienda, derivarlas en su caso a otras entidades, orientarles en gestiones, acompañarlas en su evolución personal, promover su formación… con objeto de que avancen en su autonomía y normalización de vida.

 

ATENCIONES 2019 – Trimestre 1º (enero-marzo)

Nº atenciones a personas individuales a familias Media de atenciones (por persona o familia)
Acogida inicial 98 14 24 (84 personas) 2,6
Acogida informativa 10 4 (6 personas) 1,3
Derivación a otras entidades 26 9 (13 personas) 1,7
Posterior seguimiento y acompañamiento 517 40 71 (146 personas) 4,7

Incluyendo a todos los miembros de las familias, durante el primer trimestre de 2019 el servicio de Acogida de Villa Javier ha atendido a 253 personas, de las que 126 han sido mujeres (50%) y 127 hombres (50%).

Personas que avanzan en su inclusión social y laboral

El objetivo último de Villa Javier es trabajar por la inclusión social de las personas que atendemos, incluido el acceso al empleo. Garantizada su alimentación, intentamos ayudarles a que mejoren su autonomía personal y puedan normalizar su vida. Por eso, nos parece importante informar, no sólo de los servicios que les damos (alimentación, formación), sino también de los avances producidos en la situación de esas personas.

De forma directa en unos casos e indirecta en otros, Villa Javier contribuye, de forma conjunta y coordinada con los Servicios Sociales municipales y demás entidades sociales de Tudela con las que trabajamos en red, a que bastantes de las personas que usan nuestros servicios mejoren sus condiciones personales y sociales.

Durante el año 2018, los indicadores de esos pequeños/grandes logros en las personas usuarias de Villa Javier han sido:

 

INDICADOR

Nº PERSONAS

Ha obtenido el empadronamiento en Tudela

3

Ha ido mejorando su salud con una vida más regulada

2

Ha ido mejorando su autoestima y autocontrol emocional

13

Ha escolarizado a sus hijos o menores a su cargo

2

Ha obtenido la renta garantizada o una renta de inserción

56

Ha accedido a una vivienda con ayuda externa

4

Ha accedido a una vivienda con recursos propios

5

Ha subido un grado su nivel de castellano

6

Ha realizado un curso de formación para el empleo

84

Ha recibido asesoramiento de orientación sociolaboral

32

Ha ido accediendo a algunos empleos precarios

35

Ha conseguido trabajar con cierta regularidad

19

75 personas formadas en «El Semillero» durante 2018

Garantizada su alimentación mediante el Comedor y el Capacico, casi todas las personas necesitan mejorar su formación para avanzar en la inclusión social. Por eso pusimos en marcha en 2018, como tercer pilar de Villa Javier, un amplio programa de formación al que llamamos «El Semillero».

Durante 4 meses (de mediados de agosto a mediados de diciembre) se impartieron 7 cursos y talleres destinados a mejorar, o bien competencias básicas y transversales, o bien competencias pre-laborales del sector agroalimentario:

–      Castellano para extranjeros (4 grupos)

–      Competencias digitales (2 grupos)

–      Gestión doméstica

–      Orientación laboral

–  Cocina básica

–  Conservas caseras/industriales

–  Cultivos agrícolas ecológicos (en huerto cedido por Ayto)

El cupo inicialmente previsto era de 50 alumnos, pero a lo largo del tiempo se produjeron bajas que se cubrieron con otras altas. Y puesto que hubo mucha demanda y era posible admitirlos, se matricularon otros 25 más. Acabaron 75 personas, el 61% eran mujeres y el 39% hombres. Y aún quedó gente en lista de espera. Casi todas esas personas eran usuarias del Comedor o del Capacico, pero también se incorporaron 13 personas derivadas por los Servicios Sociales municipales.

Entre el alumnado de los distintos cursos y talleres fueron mayoría las mujeres y las personas con renta garantizada, pues son los dos colectivos en los que se concentra la oferta formativa subvencionada por el Gobierno de Navarra, con la finalidad de que lleguen a conseguir trabajo, como en algunos casos ya está ocurriendo. De hecho, 17 personas de las que se dieron de baja en los cursos fue por haber encontrado empleo.

672 personas han recibido alimentos en 2018

Entre enero y diciembre de 2018 han pasado por el Comedor de Villa Javier 250 personas, según se muestra en el siguiente cuadro:

PERÍODO ENERO-DICIEMBRE 2018
Nº comidas servidas (comidas + cenas, presenciales + táper) 15.369
Nº comensales diarios (media del período: presenciales + táper) 21,1
Nº personas atendidas (de paso, un solo día – táper) 113 250
Nº personas atendidas (varias semanas/meses – presenciales + táper) 137

Entre las personas usuarias del Comedor, todas adultas, 75% fueron hombres y 25% mujeres, pertenecientes a 25 nacionalidades.

 

Cada mes se vienen atendiendo en el Capacico de Villa Javier alrededor de 50 familias (que suponen unas 200 personas) a las que se cita un día a la semana. Pero no siempre son las mismas familias, pues se van produciendo altas y bajas según varía su situación y necesidad. Por eso, el número de familias atendidas en este autoservicio a lo largo del año 2018 ascendió a 108 y el de personas a 422.

 

FAMILIAS PERSONAS MENORES* UNIDADES KILOS
108 422 221 119.248 58.739

* Número de menores (0-17 años) incluidos en el número de personas

Uno de los objetivos fundamentales del Capacico es combatir la pobreza alimentaria de los menores, que constituyen el 52% de las personas atendidas, proporcionándoles una alimentación sana y equilibrada.

Entre adultos y menores, el 50% fueron hombres y el 50% mujeres, pertenecientes a 18 nacionalidades distintas. De las 108 familias, 35 son monoparentales: 33 con sólo madre y 2 con sólo padre.

Si a las 250 personas atendidas en el Comedor les sumamos las 422 del Capacico, Villa Javier ha compartido alimentos con 672 personas durante el año 2018.

A %d blogueros les gusta esto: